ESPAÑOL ENGLISH Facebook Twitter CLACSO TV en Youtube
Inicio  
                   
 
Presentación   Grupos de Trabajo   Publicaciones   Agenda
 
  Grupos de Trabajo seleccionados para el período 2016 - 2019
 
Volver
Grupo de Trabajo: Pensamiento jurídico crítico
 
Persona responsable de la inscripción: Mauro Benente
 
1. Nombre del Grupo de Trabajo.
  Pensamiento jurídico crítico
 
2. Ubicación crítica del tema en el contexto y en la política pública latinoamericana y caribeña y en relación con la dinámica global.
 

Buena parte de los gobiernos que irrumpieron en el Cono Sur durante los primeros años del Siglo XXI enarbolaron un discurso tendiente a dejar atrás la “larga noche neoliberal.” Los gobiernos de Brasil, Argentina y Uruguay articularon un potente relato que remarcaba la pesada herencia neoliberal y sin avanzar en cambios estructurales adoptaron numerosas medidas para remediar algunas consecuencias de la política económica desarrollada en la década de 1990 y enmendarla. Los casos de Venezuela, Bolivia y Ecuador fueron notablemente más radicales tanto en el plano discursivo cuanto en las acciones de gobierno. Además de repudiar el desastre neoliberal, enunciaron una nueva gramática para dar cuenta de sus horizontes políticos, recuperaron conceptos y categorías que parecían sepultadas: “Socialismo del Siglo XXI”, “Socialismo Comunitario”, “Revolución Ciudadana.” Además, con mayor radicalidad en los casos de Bolivia y Venezuela, estos procesos sociales y políticos avanzaron en reformas de corte estructural. A finales del Siglo XX Venezuela promulgó una nueva Constitución que abrió caminos hacia la transformación social en materia de derechos y de capacidades estatales manteniendo en otros aspectos varias continuidades con el constitucionalismo clásico. Por su lado, los procesos de reforma económica, social y política de Ecuador y Bolivia surgieron de la mano de dos nuevas constituciones que si bien mantuvieron una estructura presidencialista (Gargarella 2014; Negretto 2011; 2009; Uprimny 2011) incluyeron novedosos diseños institucionales, avanzaron en la regulación de la economía, reconocieron márgenes de autonomía a las comunidades indígenas, e incluyeron la plurinacionalidad y el buen vivir o el vivir bien. En este sentido, una primera mirada a estos procesos constituyentes, los ubica dentro de un constitucionalismo transformador (Sousa Santos 2010:71-80; 2012:123) y de una tradición democrática radical que pretende romper con el neoliberalismo (Pisarello 2012:191-201, Navas 2014:95-115). Los textos constitucionales de Ecuador y Bolivia no fueron (solamente) el producto de acuerdos de élites políticas sino más bien la resultante de una sedimentación de luchas de organizaciones políticas y sociales populares. La llegada de Rafael Correa a la Presidencia y la Constitución de Montecristi se sitúan en un contexto de crisis del neoliberalismo y de las instituciones políticas, precedida por las destituciones de Abdalá Bucaram en febrero de 1997, Jamil Mahuad en enero de 2000 y Lucio Gutiérrez en abril de 2005. Las dos primeras de ellas en el marco de importantes procesos de movilización social, en un contexto de crisis política y económica producto de sistemáticas medidas neoliberales, y la destitución de Bucaram con más presencia de partidos de izquierda y la de Mahuad con mayor fuerza de los movimientos indígenas (Echeverría 2006, Córdoba 2003, Barrera 2001). La destitución de Gutiérrez se explica por su repentino giro a la derecha –por lo que perdió el apoyo de los sectores indígenas- y las torpes medidas aplicadas al Poder Judicial que desembocaron en la “revuelta de los forajidos”, proceso con epicentro en Quito y vinculado con la posterior elección de Correa y la Asamblea Constituyente (Navas 2008b). Con mayor o menor intensidad, la agenda de disputa contra el neoliberalismo de los noventa y primeros años del 2000 fue construida por la CONAIE, la Unidad Plurinacional-Pachakutik-Nuevo País, y la Coordinadora de Movimientos Sociales (Barrera 2001: 107-142; Echeverría 2006), y los primeros meses de gobierno y el proceso constituyente capitalizaron estas luchas. El proceso constituyente que se desarrolló en Bolivia entre el 6 de agosto de 2006 y el 25 de enero de 2009 se enmarca en la resistencia al colonialismo y al neoliberalismo que se desplegó durante 25 años con la (re)emergencia del campesinado y los movimientos indígenas. Dentro de este proceso de resistencia pueden destacarse hitos como la “Marcha por el Territorio y la Dignidad” protagonizada en 1990 por Organizaciones de los Pueblos Indígenas de Tierras Bajas, la constitución de la “Asamblea por la Soberanía de los Pueblos” en 1995, la “Marcha por el Territorio, el Desarrollo y la Participación Política de los Pueblos Indígenas” en 1996, la elección de Evo Morales como diputado en 1997 y la formación del CONAMAQ, la constitución en 1999 del MAS-IPSP y su victoria en nueve alcaldías. Entre diciembre de 1999 y abril de 2000 se produjo la “Guerra del Agua” en Cochabamba, que mostró la capacidad de movilización del pueblo y lució que el neoliberalismo podía ser derrotado. En el 2000 se desarrolló la “Marcha por Tierra, Territorio y Recursos Naturales”, y en el 2002 se la “Marcha por la Asamblea Constituyente, por la Soberanía Popular, el Territorio y los Recursos Naturales”, que luego de 39 días de caminata llegó a La Paz. Al año siguiente, luego que Sánchez de Lozada fuera elegido presidente, se desarrolló la “Guerra del gas”, una lucha para evitar la construcción de un gasoducto que exporte gas a Estados Unidos vía Chile y en el 2004 se constituyó el Pacto de la Unidad, que nucleó una buena parte de movimientos indígenas, campesinos y obreros y fue una pieza fundamental para la elección de Evo Morales en diciembre de 2005. Al igual que el proceso liderado por Correa, la Asamblea Constituyente boliviana, retomó estas memorias de luchas y resistencias, pero en este caso contando con un apoyo mucho más robusto de los movimientos campesinos e indígenas. En Venezuela el proceso constituyente se originó a propósito de las consecuencias económicas de las medidas neoliberales aprobadas por el presidente Carlos Andrés Pérez, privatizaciones, creciente pobreza, desempleo y desabastecimiento que llevaron a la revuelta popular de febrero de 1989 y luego al levantamiento de Hugo Chávez en 1992, detenido y luego liberado, quien al asumir la presidencia en 1998, abrió un proceso e de cambios en Nuestra América. En la Constitución de 1999, se pone especial énfasis en la participación popular, que se profundizó con el establecimiento de Consejos Comunales, aprobados por ley en 2006. Los procesos constituyentes de Venezuela, de Ecuador y de Bolivia recuperaron buena parte de las banderas de las resistencias al neoliberalismo y al neocolonialismo, lo que explica la radicalidad de buena parte de las cláusulas constitucionales. En el caso ecuatoriano, la Asamblea Constituyente no tuvo tanta presencia de movimientos sociales, pero los intelectuales que participaron eran críticos del liberalismo (Andrade 2012) y varios autores coinciden en que la estructuración de los derechos no ha continuado sino que se ha contrapuesto al paradigma liberal (Castro Riera 2008:112-114; Palacios Romeo 2008; Wilhelmi 2008:22). Por su lado, la Asamblea Constituyente de Bolivia, aunque exigió que la representación partidaria tuviera una presencia de movimientos sociales más robusta y el relato de actores del proceso político y constituyente, así como análisis de varios académicos –algunos de ellos también partícipes del proceso- sitúa a la Constitución como una ruptura con el neoliberalismo y con la colonización (Aguilar Gómez 2012; Cárdenas Aguilar 2012; Clavero 2010; García Linera 2012; Morales Ayma 2012, Soruco Sologuren 2011:131-133; Sousa Santos 2009; Tapia 2011; Vega Camacho, 2011). Teniendo en cuenta lo anterior, resulta especialmente relevante recuperar no solamente la novedad y la radicalidad de las cláusulas constitucionales, sino también el modo en que esas disposiciones han sido –o no- implementadas, indagar las distintas interpretaciones que han circulado y circulan sobre ellas, y estudiar cómo estas disposiciones se transforman en argumentos de políticas de Estado, y de resistencia a las políticas estatales. Se propone analizar críticamente, tanto las políticas gubernamentales desarrolladas en nombre de las Constituciones cuanto los procesos de resistencia a esas políticas desplegadas también en nombre de ellas.

 

Bibliografía utilizada

  Aguilar Gómez, R. (2012) “Introducción”, Enciclopedia Histórica Documental del Proceso Constituyente Boliviano, La Paz, Vicepresidencia del Estado Plurinacional.
Andrade, P. (2012) “El reino (de lo) imaginario”, Ecuador debate¸ n° 85, Quito.
Barrera, A. (2001), Acción colectiva y crisis política, el movimiento indígena ecuatoriano en la década de los noventa. Quito: Ciudad-Abya-Yala.
Cárdenas Aguilar, F. (2012) “Introducción”, Enciclopedia Histórica Documental del Proceso Constituyente Boliviano, La Paz, Vicepresidencia del Estado Plurinacional Vol. III,1.
Castro Riera, C. (2008) “Valoración jurídico-política de la Constitución del 2008”, en AA. VV. Desafíos constitucionales. Quito: Ministro de Justicia y Derechos Humanos.
Clavero, B. (2010) “Bolivia entre constitucionalismo colonial y constitucionalismo emancipatorio”, en AA. VV. Bolivia. Nueva Constitución Política del Estado, Vicepresidencia del Estado Plurinacional.
Córdova, G. (2003).Anatomía de los golpes de Estado: la prensa en la caída de Mahuad y Bucaram, Quito, UASB, Sede Ecuador(UASB-E) / CEN / Abya-Yala.
Echeverría, J. (2006) El desafío constitucional. Quito: ILDIS-FES- Abya- Yala.
García Linera, A. (2000) “La muerte de la condición obrera del siglo XX, en AA. VV., El retorno de la Bolivia plebeya. La Paz, Muela del Diablo.
(2010) “El Estado en transición”, en AA. VV., El Estado. Campo de lucha, La Paz, Clacso-Comuna-Muela del Diablo.
(2011) Las tensiones creativas de la revolución, La Paz, Vicepresidencia del Estado Plurinacional.
(2012) “Revolución y Asamblea Constituyente”, Enciclopedia Histórica Documental del Proceso Constituyente Boliviano, La Paz, Vicepresidencia del Estado Plurinacional.
(2013a) “Nueve tesis sobre el capitalismo”, Left Forum, Pace University, New York.
(2013b) Geopolítica de la Amazonía, La Paz, Vicepresidencia del Estado Plurinacional.
Gargarella, R. (2011) “El constitucionalismo latinoamericano y la «sala de máquinas» de la constitución (1980-2010)”, Gaceta Constitucional, tomo 48.
(2014) La sala de máquinas de la Constitución. Dos siglos de constitucionalismo en América Latina, Buenos Aires, Katz.
Gutiérrez Aguilar, R. (2008) Los pitmos del Pachakuti. Buenos Aires: Tinta limón, 2008.
Morales Ayma, E. (2012) “Palabras del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, en la promulgación de la nueva Constitución Política del Estado”, Enciclopedia Histórica Documental del Proceso Constituyente Boliviano, La Paz, Vicepresidencia del Estado Plurinacional.
Navas, M. (2008) “Reflexiones sobre el modelo que se está construyendo”, La Tendencia. Revista de análisis político, n° 7, Quito.
(2012) Lo público insurgente. Quito: Ciespal-Universidad Andina Simón Bolívar.
(2014) “Proceso constituyente, participación y un nuevo diseño democrático en la constitución ecuatoriana actual” en CONFLUENZE Vol. 6, No. 2, 2014, pp. 94-116, ISSN 2036-0967, Università di Bologna, pp. 94-116. En: http://confluenze.unibo.it/article/view/4759/4251
Negretto, G., “Shifting Constitutional Designs in Latin America: A Two-Level Explanation”, Texas Law Journal, vol. 89, n° 7.
Noguera Fernández, A. (2008) “Participación, Función Electoral y Función de Control y Transparencia Social”, en AA. VV. Desafíos constitucionales, Quito, Ministro de Justicia y Derechos Humanos.
Palacios Romeo, F. (2008) “Constitucionalización de un sistema integral de derechos sociales” en AA. VV. Desafíos constitucionales, Quito, Ministro de Justicia y Derechos Humanos.
Pisarello, G. (2012) Un largo Termidor, Quito, Corte Constitucional para el Período de Transición.
Prada Alcoreza, R. (2008)Subversiones indígenas, La Paz, Clacso-Comuna.
(2010) “Transiciones en la periferia”, Crítica y emancipación, nro. 4, 2010.
Proaño, J. (2007) “Protesta e insurgencia social: Argentina (2001) y Ecuador (2005), tesis de maestría en Estudios Latinoamericanos, UASB-E, Quito, 2007.
Rabasa, J. (2003) “Negri por Zapata: el poder constituyente y los límites de la autonomía”, Chiapas, n° 15.
Sousa Santos, B. (2009) “Reinvención del Estado y el Estado Plurinacional”, Pensar el Estado y la sociedad: desafíos actuales, Buenos Aires, Clacso-Waldhuter.
(2010) Refundación del Estado en América Latina, Lima, Instituto Internacional de Derecho y Sociedad-Programa Democracia y Transformación Global.
(2012) “Refundación del Estado en Bolivia”, en AA. VV. Pensando el mundo desde Bolivia, La Paz, Vicepresidencia del Estado Plurinacional.
Soruco Soluguren, X. (2011) Apuntes para un Estado plurinacional, La Paz, Vicepresidencia del Estado Plurinacional.
Tapia, L. (2010) “El estado en condiciones de abigarramiento” en AA. VV., El Estado. Campo de lucha, La Paz, Clacso-Comuna-Muela del Diablo.
(2011) “Consideraciones sobre el Estado Plurinacional”, Descolonización en Bolivia, La Paz, Vicepresidencia del Estado Plurinacional.
Uprimny, R. (2011) “The Recent Transformation of Constitutional Law in Latin America: Trends and Challenges”, Texas Law Review, vol. 89, n° 7.
Vega Camacho, O. (2011) “El Estado Plurinacional”, Descolonización en Bolivia, La Paz, Vicepresidencia del Estado Plurinacional.
Wilhelmi, M. A. (2008) “Derechos: enunciación y principios de aplicación”, en AA. VV. Desafíos constitucionales, Quito, Ministro de Justicia y Derechos Humanos.
 
3. Fundamentación y análisis de la relevancia teórica del tema frente al contexto analizado.
  El tema bajo análisis, que centralmente se vincula con los procesos de cambio constitucional en Venezuela, Bolivia y Ecuador, y su posterior implementación y desarrollo en políticas públicas, se propone en continuidad del GT “Crítica Jurídica Latinoamericana. Movimientos Sociales y Procesos Emancipatorios” (2013-2016), en el cual se ha estudiado desde las teorías críticas del derecho –entre otras variables- la relación entre los movimientos sociales y las asambleas constituyentes en Nuestra América.
Las Asambleas Constituyentes de Venezuela, Bolivia y Ecuador se inscribieron en el marco de procesos emancipatorios, y una de las discusiones conceptuales más interesantes –previas, contemporáneas y posteriores al proceso- giraron alrededor del Estado, y de aquello que en comparación con la larga noche neoliberal puede presentarse como “el regreso del Estado” (Sousa Santos, 2010:67). En el marco de una gran necesidad de re-conceptualizarlo, las discusiones intelectuales que se desplegaron en Bolivia interrogaron la vinculación entre el Estado y el objetivo de la emancipación. De este modo, algunas perspectivas situaban al Estado –aunque no a su versión demoliberal- como un agente del cambio social (García Linera, 2010, 2011, 2012) otras sospechaban de su potencial transformador y postulaban que era uno de los elementos a desmontar (Prada, 2008:127-133; 2010:30-31). De la misma manera, también se insistía en que el Estado era por definición una estructura que domesticaba los movimientos sociales (Rabasa, 2010) y mantenía el orden social patrimonialista (Tapia, 2010:113-125), y por ello insistían en que los cambios radicales debería originarse por fuera de la estructura estatal (Sousa Santos, 2012:126-127). Finalmente, algunas posturas que podríamos considerar intermedias, advertían fracasos de los gobiernos bolivianos y ecuatorianos del pasado, pero sin negar per se al Estado como agente de cambio (Gutiérrez Aguilar, 2008). En esta tensión entre apostar por un Estado como agente de los cambios sociales con sus peligros de burocratización, jerarquización y separación de los intereses de obreros/as, campesinos/as e indígenas y la confianza en los movimientos sociales y políticos con sus riesgos de disolución y falta de potencia para llevar adelante los cambios estructurales, se reproduce al momento de interpretar y poner en práctica las distintas disposiciones de la Constitución de Montecristi (2008) y la Nueva Constitución Política del Estado (2009).
Los textos constitucionales de Venezuela, Ecuador y Bolivia potenciaron mecanismos de democracia participativa que ya estaban previstos en Constituciones anteriores y se encuentran en buena parte de los ordenamientos legales de América Latina, tales como la revocatoria de mandatos, la iniciativa popular de leyes y la consulta popular, pero además han avanzado en otras instancias de democratización, puesto que desafiando la clásica división de poderes la Constitución de Venezuela ha establecido el Poder Ciudadano, la de Montecristi la “Función de Transparencia y Control Social”, la Constitución del Estado Plurinacional de Bolivia ha establecido, la elección popular de jueces y juezas, y la conformación de espacios de democracia comunitaria. Por su lado, con importantes novedades respecto del constitucionalismo clásico, y con mayor intensidad en el caso boliviano, se establecen varias disposiciones para establecer límites al poder del capital privado, regulando especialmente los denominados recursos estratégicos o recursos naturales. Finalmente, en aspectos que se encuentran íntimamente relacionados, los textos constitucionales reconocieron la plurinacionalidad, distintos márgenes de autonomía para las comunidades indígenas –incluyendo la justicia indígena-, y garantizaron el buen vivir o vivir bien.
Cada una de estas cláusulas abre un enorme abanico de interpretaciones, posibles reglamentaciones, traducciones en políticas públicas –sean estatales o no estatales-. Esta pluralidad de interpretaciones, siempre inevitable e imposible de ser controlada por agencias estatales (Cover, 2002; Ost, 1993), se radicaliza cuando –como sucedió en Ecuador y en Bolivia- las bases sociales y políticas que sustentaron el ascenso a la Presidencia de Rafael Correa y Evo Morales, fueron mutando desde los procesos constituyentes hasta los momentos en los cuales las disposiciones comenzaron a ser reglamentadas. Sólo a modo de ejemplo, si tomamos el caso del buen vivir o el vivir bien, es notable cómo las interpretaciones brindadas por el gobierno difieren notablemente de las articuladas por movimientos indígenas e intelectuales de oposición. Interpretando el buen vivir o vivir bien al estilo de un Estado de Bienestar, desde espacios gubernamentales o cercanos a ellos, la explotación de la naturaleza se erige como una estrategia necesaria para lograr un excedente a ser distribuido en los sectores más empobrecidos y para desarrollar numerosas obras de infraestructura (García Linera 2011, 2012, Solis Rada 2011) mientras para sectores cercanos al indigenismo el buen vivir supone un tipo de relación particular con la naturaleza, que excluye toda posibilidad de explotación. Estas diferencias interpretativas, si bien atraviesan buena parte de las discusiones sobre los modelos productivos, han sido especialmente relevantes en dos conflictos que marcaron un pico de tensión entre los gobiernos y parte de los movimientos indígenas: la propuesta del gobierno del MAS de construir una carretera en el TIPNIS (Paz 2012; Almaraz et al. 2012; Bautista et al. 2012; García Linera 2012; Schavelzon, 2015) y la intención de Alianza-PAIS de avanzar en explotación petrolera en territorio del Parque Nacional Yasuní-ITT (Báez, Rosero, 2013, Correa 2013, Vélez, 2013, Schavelzon, 2015).
Nuevamente, en el contexto contemporáneo de Nuestra América –y en particular del cono sur-, en el cual se atraviesa un debilitamiento de los gobiernos progresistas y/o de izquierda, cobra relevancia recuperar los procesos constituyentes más novedosos y radicales, pero también sus trayectorias, en el sentido del modo en que esas disposiciones han sido interpretadas e implementadas por los gobiernos y movimientos sociales y políticos. Restituir estos procesos, tanto constituyentes cuanto post-constituyentes, permite problematizar los modos hegemónicos en los cuales se conceptualiza la democracia, la relación Estado-mercado, la relación Estado-nación, y los modelos productivos. Además, nos posibilita medir las distancias y cercanías entre los proyectos gubernamentales y los proyectos de movimientos sociales y políticos para poner en práctica cada una de las cláusulas de los novedosos y radicales textos constitucionales. También, y en lo que refiere a discusiones estrictamente jurídicas, nos permite analizar la potencia y la limitación de estos procesos en la construcción de un derecho contrahegemónico. Finalmente, nos permite contrastar estas experiencias con aquellas en las cuales los gobiernos progresistas –como los de Argentina, Brasil y Uruguay- no han avanzado en reformas constitucionales.
De estas reflexiones y hallazgos podrán salir propuestas de reflexión crítica acerca de las maneras de implementación constitucional, en particular en lo relacionado con desarrollo legislativo y políticas públicas.
  Bibliografía utilizada
  ALMARAZ, A. et al. (2012) “Documentos sobre el TIPNIS y la consulta”. Disponible en: http://www.somossur.net/bolivia/economia/no-a-la-carretera-por-el-tipnis/1032-en-defensa-de-la-consulta-verdadera.html].
BAEZ, R., ROSERO, A. (2013) Sacralización y desacralización del Yasuní. Serie: Cuadernos Políticos 3, Quito: Gallo Rojo.
BAUTISTA, R. et al. (2012)La victoria indígena del TIPNIS, La Paz: Autodeterminación.
CORREA, R. (2013) “Cadena nacional sobre liquidación de fideicomisos del Yasuní”, 15 de agosto de 2013. Disponible en: http://www.youtube.com/watch?v=315v8QPAqQg.
COVER, R. (2002) “Nomos y Narración” (trad. de Christian Courtis) en Derecho, Narración y violencia. Poder constructivo y poder destructivo en la interpretación judicial, Barcelona, Gedisa.
GARCÍA LINERA, A. (2010) “El Estado en transición”, en AA. VV., El Estado. Campo de lucha, La Paz, Clacso-Comuna-Muela del Diablo.
(2011a) Las tensiones creativas de la revolución, La Paz, Vicepresidencia del Estado Plurinacional.
(2011b). El “oenegismo”, enfermedad infantil del derechismo (O cómo la “reconducción” del proceso de cambio es la restauración neoliberal), La Paz: Vicepresidencia del Estado Plurinacional-Presidencia de la Asamblea Legislativa Plurinacional.
(2012). Geopolítica de la Amazonía. Poder hacendal-patrimonial y acumulación capitalista, La Paz: Vicepresidencia.
GUTIÉRREZ AGUILAR, R. (2008) Los pitmos del Pachakuti. Buenos Aires, Tinta limón, 2008.
OST, F. (1993). “Júpiter, Hércules, Hermes: Tres modelos de juez”, en Doxa: Cuadernos de Filosofía del Derecho. núm. 14, pp. 169-194.
PAZ, S. (2012) “La marcha indígena del TIPNIS en Bolivia y su relación con los modelos extractivos en América del Sur”, en: Chávez, M. et al., Extractivismo y resistencia indígena en el TIPNIS, La Paz: Autodeterminación, pp. 7-50.
PRADA, R. (2008) Subversiones indígenas, La Paz, Clacso-Comuna.
(2010). “Transiciones en la periferia”, Crítica y emancipación, nro. 4, 2010.
(2011) “El último jacobino”, en: Página Siete. Disponible en: http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2011021901.
RABASA, J. (2003) “Negri por Zapata: el poder constituyente y los límites de la autonomía”, Chiapas, n° 15.
SCHAVELZON, S. (2015) Plurinacionalidad y Vivir Bien/Buen Vivir Dos conceptos leídos desde Bolivia y Ecuador post-constituyentes, Quito: Ediciones Abya-Yala, Clacso.
SOLIS RADA, A. (2011). “Retroceso socialista”, 5 de junio de 2011. Disponible en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=129785&titular=retroceso-socialista.
TAPIA, L. (2010) “El estado en condiciones de abigarramiento” en AA. VV., El Estado. Campo de lucha, La Paz, Clacso-Comuna-Muela del Diablo.
VÉLEZ, S. (2013). Yasuní-ITT. Situación y perspectivas, Quito: Prospec.
 
4. Plan de trabajo trienal (36 meses).
 
  OBJETIVOS ACTIVIDADES RESULTADOS ESPERADOS
PRODUCCIÓN DE CONOCIMIENTO
(Investigación)
Objetivo 1: Estudiar y reflexionar acerca de los paradigmas epistemológicos con los cuales se analizan desde perspectivas críticas, los procesos constituyentes y las constituciones como fenómenos jurídicos. En sentido estático, los procesos constituyentes se abordan como momentos de producción de la Constitución; en sentido dinámico, se observan las trayectorias o derivas de tales procesos, y se ponen en juego diversas visiones críticas acerca de las Constituciones como dispositivos normativos y espacios de lucha social y política y sus interactuaciones con movimientos sociales y otros actores, en el marco de la plural y compleja realidad regional.

Objetivo 2: Generar un pensamiento jurídico situado que responda a las realidades nacionales y regionales, así como de las respectivas herramientas metodológicas apropiadas para desplegar estas categorías.

Objetivo 3: Aportar las herramientas conceptuales para transformar en políticas públicas y diseños jurídicos, las cláusulas más radicales y revolucionarias de los nuevos textos constitucionales latinoamericanos.
1. Conformar una red de investigadores e investigadoras en la región latinoamericana que incluya la participación de movimientos sociales.
2. Dictar cursos de grado y de posgrado en distintas universidades de América Latina y proponer un curso de posgrado virtual en el marco de CLACSO.
3. Producir textos académicos individuales, en coautoría y publicar al menos un libro que reúna los resultados de la investigación.
1- Consolidar una red de investigadores y movimientos sociales y políticos que trabajen en las líneas y con los enfoques del pensamiento jurídico crítico;
2- Lograr que la producción conceptual se transforme en un insumo de políticas públicas tendientes a impulsar la emancipación de los sectores más postergados.
DIFUSIÓN DEL CONOCIMIENTO
(Acciones de formación, visibilización, confrontación de la producción)
Objetivo 1- Lograr que la producción conceptual desde perspectivas críticas se haga presente en los congresos y publicaciones sobre derecho -en general atravesados por marcos liberales y conservadores-.
Objetivo 2- Desarrollar estilos de escrituras y discursivos que no se mantengan solamente en un registro académico, sino que sean comprensibles para las organizaciones políticas y sociales.
1- Desarrollar charlas y conferencias en Universidades, pero también en vinculación con movimientos sociales, partidos políticos y sindicatos.
2- Conformar espacios virtuales desde donde acceder a publicaciones jurídicas que reflexionen sobre los procesos latinoamericanos desde perspectivas críticas.
3- Desarrollar publicaciones periódicas de divulgación académica que incluyan artículos breves pero con densidad conceptual.
4.- Realizar una reunión anual del GT para el intercambio y difusión de las investigaciones de los integrantes y para el debate de ejes troncales de la temática del GT (no se tiene decidido aun los lugares de realización)
5.- Realización de encuentros subregionales del GT y participación en encuentros afines.
6.-Participación en el Seminario de Oñati en 2017.
7.- Publicar conjuntamente con ILSA (Colombia) en 2017 o 2018 un número de El Otro Derecho dedicado a la temática del GT.
8.- Participación en las publicaciones de CLACSO
Se espera que ya no sea el liberalismo el horizonte desde el cual, tanto académica cuanto políticamente, se reflexione y se actúe sobre los problemas políticos y jurídicos de la región.
RELACIONAMIENTO CON POLÍTICA PÚBLICA Y ORGANIZACIONES SOCIALES
(Escuelas, espacios de debate, medios, intervención sistemas de ciencia y tecnología, etc.)
Objetivo 1.- Construir espacios colaborativos entre academia, movimientos, organizaciones sociales, actores políticos y eventualmente, instancias estatales, con miras de discutir y evaluar críticamente las trayectorias constitucionales y analizar alternativas, sea en el sentido de propuestas de reforma o de desarrollo de los contenidos de las constituciones, para afirmar su sentido emancipatorio.

Objetivo 2.- Producir colaborativamente insumos para la discusión sobre las trayectorias constitucionales o proyectos constituyentes emergentes que desarrollen alternativas de intervención en sentido emancipatorio y crítico, desde los actores sociales.
Foros y espacios de contacto entre academia, movimientos, organizaciones sociales, actores políticos y eventualmente, instancias estatales, de discusión crítica sobre las trayectorias constitucionales y análisis de alternativas.

Propuestas para la discusión sobre las trayectorias constitucionales o proyectos constituyentes emergentes que desarrollen alternativas de intervención desde los actores sociales en sentido emancipatorio y crítico.
Se espera que los foros entre academia, movimientos, organizaciones sociales, actores políticos y eventualmente, instancias estatales, funcionen regularmente como espacios alternativos discusión crítica sobre las trayectorias constitucionales y análisis de alternativas.

Contar con propuestas para la discusión sobre las trayectorias constitucionales o proyectos constituyentes emergentes que desarrollen alternativas de intervención desde los actores sociales a nivel delos países donde el GT incide así como regional.
ARTICULACIÓN CON OTRAS REDES Y PROGRAMAS
(Latinoamericanas, caribeñas y mundiales)
Entrar en contacto con Grupos de Trabajo de CLACSO y grupos enmarcados en otras instituciones que investiguen sobre asuntos próximos a los desafíos más interesantes inscritos en los procesos constituyentes latinoamericanos: formas alternativas a la vertiente liberal de la democracia, indigenismo, regulaciones al poder económico. Desarrollar charlas, conferencias y cursos en Universidades y otras instituciones académicas. Consolidar una red de investigadores para desarrollar congresos, publicaciones y cursos en conjunto.
 
5. Integrantes del Grupo de Trabajo
  Total de investigadores ingresados: 31
- Aleida Hernández Cervantes
  Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades - CEIICH/UNAM (México)
Universidad Nacional Autónoma de México
   
- Alejandra Zúñiga Fajuri
  Universidad de Valparaíso
(Chile)
   
- Alejandro Rosillo Martínez
  Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí
(México)
   
- Alejandro Marcelo Medici
  Universidad Nacional de La Plata
(Argentina)
   
- Alma Guadalupe Melgarito Rocha
  Colegio de Humanidades y Ciencias Sociales. Universidad Autónoma de la Ciudad de México. - UACM (México)
Colegio de Humanidades y Ciencias Sociales - Universidad Autónoma de la Ciudad de México
   
- Alysson Leandro Barbate Mascaro
  Universidade de São Paulo - USP
(Brasil)
   
- Antonio Carlos Wolkmer
  Programa de Pós-Graduação em Sociologia Política - PPGSP/UFSC (Brasil)
Universidade Federal de Santa Catarina
   
- Beatriz Rajland
  Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas - FISyP (Argentina)
   
- Carlos Rivera Lugo
  Fundación Universitaria Eugenio María de Hostos
(Puerto Rico)
   
- Carlos Arturo Gallego Marin
  Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales - JURIDICASYSOC/UCALDAS (Colombia)
Universidad de Caldas
   
- Daniel Sandoval
  Instituto de Ciencias Sociales y Administración - ICSA/UACJ (México)
Universidad Autónoma de Ciudad Juárez
   
- Enzo Bello
  Universidade Federal Fluminense - UFF
(Brasil)
   
- Francisco Quiero
  Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz - ICAL (Chile)
Organismo no Gubernamental de Desarrollo
   
- Freddy Ordóñez Gómez
  Instituto Latinoamericano para una Sociedad y un Derecho Alternativos - ILSA (Colombia)
   
- Gabriel Ignacio Gómez
  Universidad de Antioquia
(Colombia)
   
- Gina Chávez
  Instituto de Altos Estudios Nacionales - IAEN (Ecuador)
Universidad de Postgrado del Estado
   
- Julio Antonio Fernández Estrada
  Instituto Cubano de Investigación Cultural - ICIC (Cuba)
Ministerio de Cultura
   
- Lucas Machado Fagundes
  Universidade do Extremos Sul Catarinense
(Brasil)
   
- Luis Gustavo Villavicencio Miranda
  Universidad de Valparaíso
(Chile)
   
- Luz Marina Toro Vegas
  Universidad Central de Venezuela
(Venezuela)
   
- Marco Tulio Navas Alvear
  Programa de Estudios Latinoamericanos - PEL/UASB (Ecuador)
Universidad Andina Simón Bolívar
   
- Mauro Benente
  Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas - FISyP (Argentina)
   
- Mylai Burgos Matamoros
  Colegio de Humanidades y Ciencias Sociales. Universidad Autónoma de la Ciudad de México. - UACM (México)
Colegio de Humanidades y Ciencias Sociales - Universidad Autónoma de la Ciudad de México
   
- Oscar Vega Camacho
  Postgrado en Ciencias del Desarrollo - CIDES/UMSA (Bolivia)
Universidad Mayor de San Andrés
   
- Pablo Perel
  Centro Cultural de la Cooperación FLOREAL GORINI - CCC (Argentina)
   
- Silvio Luiz De Almeida
  Universidade Presbiteriana Mackenzie - SP
(Brasil)
   
- Sonia Boueiri Bassil
  Fundación Juan Vives Suria - FUNDAVIVES (Venezuela)
   
- Thania Coromoto Navas Ramírez
  Sistema de Investigaciones Socio-Jurídicas UBV-MJS
(Venezuela)
   
- Vicente Solano Paucay
  Universidad Católica de Cuenca
(Ecuador)
   
- Victor Manuel Moncayo
  Instituto Latinoamericano para una Sociedad y un Derecho Alternativos - ILSA (Colombia)
   
- Yacotzin Bravo Espinosa
  División de Ciencias Sociales y Humanidades - DCSH/UAM-I (México)
Universidad Autónoma Metropolitana - Unidad Iztapalapa
   
 
6. Coordinador/es del Grupo de Trabajo

Marco Tulio Navas Alvear

  Programa de Estudios Latinoamericanos - PEL/UASB (Ecuador)
Universidad Andina Simón Bolívar
   

Mauro Benente

  Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas - FISyP (Argentina)
   
Volver
 
 
 
 
Inicio
 
  CLACSO   Promoción de la investigación   Red de Posgrados en Ciencias Sociales   Grupos de Trabajo   Estudios sobre la pobreza y las desigualdades   SUR-SUR   Escuela de Haití   SILEU   Acceso abierto al conocimiento y difusión
Qué es CLACSO Presentación Presentación Presentación Presentación Presentación Presentación Presentación Presentación
Centros
asociados
Publicaciones Seminarios virtuales Grupos de Trabajo Publicaciones Publicaciones Actividades        
Asociaciones Policy Brief Diplomas Superiores Publicaciones Policy Brief Enlaces            
Actas e informes de gestión     Programas de posgrados Agenda                    
        Publicaciones                        
                                   
 
 
Secretaría Ejecutiva
Estados Unidos 1168 | C1101AAX | Ciudad de Buenos Aires, Argentina
Tel. [54 11] 4304 9145 | Fax [54 11] 4305 0875 | clacsoinst@clacso.edu.ar | www.clacso.org
CLACSO.TV CLACSO Librería Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales Red de Bibliotecas Virtuales clacso.org  
Área de Acceso Abierto al Conocimiento y Difusión | CLACSO | 2015
 
subir